martes, 2 de diciembre de 2008

SIDA, algunas aclaraciones

Lima se vio invadida de lazos rojos, celebrándose como cada año el "Día mundial de lucha contra el SIDA". De nada sirve hacer campañas de difusión que dure sólo 24 horas, armar carpas y obsequiar condones a cuanto transeúnte se acerque, si es que no hay una política gubernamental seria en la prevención de esta temible enfermedad.

La ignorancia en cuanto a temas tan elementales como es el modo de transmisión del virus ha llevado a un recrudecimiento de esta enfermedad con un predominio en la población juvenil que en estas últimas décadas ha evidenciado el detrimento de los valores morales que en antaño existían, parte de la prevención también incluye la restitución y fortalecimiento de la dignidad como persona, que si bien es cierto es una cuestión individual, también debiera ser responsabilidad de la sociedad al condenar los actos indecorosos, que lamentablemente hoy son aplaudidos y significan un motivo de elogio.

Algunas aclaraciones en cuanto al modo de transmisión
Si hay algo en que somos expertos, es hacer leña del árbol caído. La discriminación a pacientes infectados lamentablemente es una constante, así pues, un abrazo, un beso en la mejilla, no constituyen modo de transmisión alguno; sin embargo, no podemos cegarnos en aras de la no exclusión. Cuando un paciente es diagnosticado como portador del virus se nos informa que el "beso" no constituye un factor de riesgo para el contagio, mas esto no es del todo cierto; se han reportado casos en los cuales el modo de transmisión fue precisamente éste, dependiendo de las condiciones de salud gingival de la pareja, así pues, una encía sangrante implica un alto riesgo de infección.
Teniendo en cuenta la gran prevalencia de enfermedad periodontal en la población peruana, más aún en los sectores de escasos recursos, donde la difusión acerca del modo de transmisión del VIH es deficiente, se gesta una combinación peligrosa producto de la incompleta información que se propala.

No hay comentarios.: