viernes, 5 de junio de 2009

Flechas y Balas ¿Quién es Culpable?



La misma traginovela con el argumento de siempre. Los pueblos amazónicos que sembraron la violencia al bloquear la carretera Fernando Belaunde por más de un mes en la provincia de Bagua han asesinado a 24 valerosos policías, los cuales intentaban restablecer el orden en este sector del país.
Los nativos amazónicos quienes tomaron esta acción de lucha a causa de los decretos aprobados en el congreso para hacer más eficiente el sector agrario y la explotación de recursos, han visto en ellos una potencial amenaza para sus intereses, olvidando que las terrenos eriazos en los cuales el estado intenta incentivar la inversión privada le pertenece a la nación, y arrogarse propiedades como las comunidades indígenas lo hacen, genera la violencia que hoy vivimos.
Dirigentes tan irresponsables como Pizango, quién por un momento dejó libre el deseo frustrado de un estado federado para la región amazónica, tuvo la osadía de llamar a la insurgencia, tensando aún más la difícil situación que hoy terminó por explotar. Es sabido que el lema solapado de dirigentes radicales de izquierda es "sin muertos, no hay victorias" y es lo que precisamente ha ocurrido.
Legislar con una flecha apuntando en la cabeza es lo que ha hecho el parlamento, al ceder ante las presiones de este minúsculo pero radical grupo; darle alas a los violentistas derogando decretos ya aprobados, es una muestra que la mano temblorosa lejos de apaciguar las protestas, deja abierta una peligrosa ventana a futuros reclamos que tendrán por premisa a la violencia como un medio para solucionar problemas.
Como es costumbre, el parasitismo del grupo que dirige Humala tenía que sacar algún benefició de esta situación, es por ello el aliento constante a las comunidades nativas a confrontar contra el estado de derecho; una práctica ya conocida de los nacionalistas quienes preparan terreno para las elecciones venideras.
El estado también tiene una cuota de responsabilidad en el tema, pues a pesar de haber identificado muchas zonas potencialmente conflictivas, no hace mucho por prevenirlas.
La treintena de muertos independientemente del bando que provengan, es una hecho aparte que la justicia deberá investigar para individualizar responsables y sancionarlos. Porque las ideas se discuten con ideas, no con balas.

2 comentarios:

Aquiles Martin dijo...

estoy haciendo un llamado a todos los que hace unos dias se unieron a la campaña por los niños que mueren de frío en el perú ante la indiferencia de todos...

http://akilesmartin.blogspot.com/2009/06/sigue-haciendo-frio-carajo.html

Anónimo dijo...

"La ignorancia es atrevida" .Ahora Pizango es el culpable de todo . Por eso estas donde estas , por que solo lees la primera página de los diarios chicha , seguro de alumno solo leias la caratula de tus libros , no tienes capacidad de criterio , infórmate bien antes de opinar , en todo caso estamos en un pais libre y puedes decir lo que quieras , pero dilo con responsabilidad.