martes, 3 de agosto de 2010

Justas Comparaciones


Si bien es cierto la ternura generada durante estas fiestas patrias por parte del Benjamín de los García ha llenado de titulares y notas periodísticas los poco productivos e intrascendentes quehaceres periodísticos. Es necesario y hasta exigente remontarnos a fechas y ocasiones similares atravesados en el contexto de la vida familiar presidencial.
La intención de este post no es realizar un juicio de valor respecto a los evidentes adulterios presidenciales que de por sí ya han pasado por el remojo de agua tibia. Sino hacer un símil de las brechas existentes en el trato poco justo hacia la anterior pareja presidencial representada por Karp y Toledo, que sirvieron de comidilla de burla ante las mínimas tropelias maritales peruposibilistas.
Es evidente que la ausencia de Pilar Nores a los actos públicos, donde la presencia de la primera dama es ineludible, obedece a factores de conflictos familiares. Cuya incunbencia concierne solo a los protagonistas de esta lamentable ruptura. Sin embargo, es menester resaltar las brutales diferencias en la información que la prensa local administró durante las epocas del matrimonio Karp-Toledo. Queda claro entonces que la satanización al excelente gobierno del partido de la Chacana tuvo hilos poco claros que hoy han desaparecido. ¿Cómo se explica ahora tanta permisividad?

No hay comentarios.: