martes, 17 de junio de 2008

Lunar de Lima, Jr. Amazonas

Finalizando la avenida Abancay justo antes de cruzar el puente Ricardo Palma y muy cerca del parlamento nacional un jirón muy conocido por todos brinda a los visitantes una bienvenida algo hostil, puede sentirse inmediatamente el ambiente cargado por el smog de esta parte de la capital, las paredes de casonas detenidas en el tiempo cuyos balcones carcomidos penden amenazantes cubiertas por una capa gris oscura que evoca la soledad que en ellas habita, chiquillos aspirando terokal con bolsa en mano son, por así decirlo parte también del paisaje urbanístico.
Introduciéndonos más en el Jirón Amazonas que es menester de este relato puede notarse las quintas de antaño que con el tiempo ha decaído en guarida de delincuentes que pululan por esta zona, sin embargo, esto no es impedimento suficiente para abandonar el objetivo primario por el que este lugar es visitado, en su recorrido dejamos atrás un campo ferial inmenso de mochilas cuya mención se justifica por utilizarlo como vía alterna segura al Jirón Amazonas propiamente dicho, ya que está atestada de comerciantes en apariencia inofensivos que hace de esta ruta una buena opción para salir ilesos de nuestra travesía. Luego la confusión campea, una pista angosta divide a otro centro comercial cercado, los carretilleros presurosos en su paso esquivan hábilmente a transeúntes despistados que reparan en ellos justo cuando ya los han sobrepasado.
En el ingreso de este nuevo campo comercial un policía escuálido con vara en mano se pasea militarmente de un lado a otro y con la mirada atenta sabiendo lo inclemente de la zona intenta hacer su trabajo, ya en el interior un periódico mural cubierto por un vidrio ahumado por el polvo intenta mostrar recortes de periódicos amarillentos y blancos por la acción del sol, en donde puede distinguirse títulos como : "Vargas Llosa visita el campo ferial amazonas" , e innumerables panfletos comunistas, a la izquierda el Rio Rimac a pesar de su fama termina por embellecer la tarde fría, al fondo cerca de 5 columnas enormes de puestos uno detrás del otro crea un conflicto en el visitante por donde empezar el festín.
El "Campo ferial amazonas" es tal vez la "Librería de viejo" más grande de hispanoamérica y tal vez del mundo, un recorrido inicial muestra una innumerable cantidad de libros apilados cuyos vendedores deboran la mercancía que ofrecen, un deleite ante nuestros ojos que ni las librerías más fichas del Jockey pueden ofrecer variedad, precio y calidad son los pilares intrínsecos de este campo ferial.
Hace pocos días volví a recorrer sus pasillos en busca de algún buen libro por leer y la experiencia que estos años me ha dado de saberlos encontrar me llevó a una esquina desolada del campo donde casi ni un lector se atrevería a buscar pues la afluencia de compradores en esa zona es muy escasa y pasa desapercibida fácilmente, sin embargo las reliquias que allí se encuentran son de colección; paseaba la mirada por los cientos y cientos de libros viejos que allí se expenden sin buscar algo determinado, cuando una pasta amarilla arrumada tras una pila de revistas de los años 80 llamó mi atención, no era uno, sino cuatro libros originales de Julio Verne cuyas portadas estaban casi intactas con leve vestigio del tiempo pero bien conservadas, unas letras doradas enmarcadas enaltecían la obra y unas hojas increíblemente blancas con apenas imperceptibles puntos de moho hacían esta una oportunidad única, 30 soles bastaron para llevarme a casa estas 4 joyas y aunque dos de ellos ya habían pasado por mis ojos anteriormente hubiese sido cruel separarlos. Este es el campo ferial amazonas, lugar indiscutiblemente maravilloso donde sus vendedores son quizá los más eruditos de Lima y están allí por haber encontrado un espacio donde ejercer su lectura sin la amenaza municipal constante que por años padecieron. visítalo

6 comentarios:

Enrike dijo...

Uno siempre encuentra joyas en estos sitios, lo importante es que todavía existen a pesar de todo.

Hablando de libros... te mandé un correo, todavía tienes los que pusiste hace un tiempo en pdf (el de endodoncia de leonardo) ?

Gracias y saludos.

Anónimo dijo...

solamente he ido una vez al amazonas

luis dijo...

saludos
estoy interesada en conseguir el Solucionario del libro ecuaciones diferenciales aplicadas del autor Murray R Spiegel me gustaria saber si podrias ayudarme a contactar con alguin de la feria amazonas que me pueda ayudar a conseguirlo
mi mail es Darlaxiomara@hotmail.com
gracias de antemano

Anónimo dijo...

como conoces amazonas si los de la san burrin no van ahi? jajajajajajajajajaja

Anónimo dijo...

¿Casonas decadentes, chicos con terokal...? Adónde has ido, ¿ah? Ése no es Amazonas. Supongo que tus estereotipos son recusos literarios para hacer impresionante tu relato. ¿Callejones con ladrones? Las quintas de la cuadra cuatro, ¿eh? Jajaja... Hay que salir un poquito más y no dejarse impresionar por relatos noventeros... Perdón. Llegaste hasta Martinette, mínimo el Puente Huánuco...Oh, pero por ahí no está la Feria de Libros.

Anónimo dijo...

hola quisiera saber si en amazonas puedo llevar libros para vender tengo un monton y si creen q me los compraran