viernes, 1 de agosto de 2008

Hombro vacío

El sol se asomaba por detrás de las nubes y unos tímidos rayos se estrellaban contra las cortinas polvorientas agitadas al son del viento que ingresaba por un espacio roto del vidrio de la ventana, un cuerpo semidesnudo tumbado sobre la cama intenta luchar contra la luz cegadora que no da tregua al exhausto viajero el cual es obligado a sentarse con los ojos rojos y legañosos sobre el borde del catre, casi inconsciente se calza las sandalias y a duras penas da unos pasos hasta acercarse a la puerta para auscultar lo que sucede tras ella, del otro lado puede oír el traquetear de un cuchillo deslizándose y golpeando contra la madera para lo que seguramente será el almuerzo del día, aún con la cabeza dura y los oídos zumbando comienza a desplazarse preocupado por la pequeña habitación, forma un puño y lo lanza impotente sobre la almohada para luego cogerla y enterrar su rostro sobre ella soltando un grito de frustración tan desgarrador y fuerte como inaudible para el resto, es cuando comienza a gemir con fuertes sollozos que le quitan por ratos la respiración, aún con la cara en la almohada comienza a dar de puños a lo que a su alcance esté, deja caer su cuerpo al frío piso y en el intenta también descargar la impotencia que le abruma, se retuerce como un insecto agonizante y el dolor se expresa en un terrible silencio sepulcral, lágrimas abandonan su rostro uno tras otro cayendo constantes y pesados al suelo, entregado a la profundidad de su locura no encuentra consuelo para su alma y pareciese que no lo buscase, ahora guarda silencio sentado y jadeante, apoyado sobre una pared mohosa eleva la cabeza y mira con unos ojos húmedos, enrojecidos y cristalinos hacia el techo buscando nada, contrae ferozmente los dedos y comienza a dar nuevamente golpes fuertes contra la pared, luego a esto, una aterradora tranquilidad lo envuelve y un instinto suicida comienza a emerger de sus entrañas, embelesado por esta nueva idea levanta rápido el colchón e introduce en él su mano, coloca algo en su boca y un fuerte sonido retumba en la vivienda, del otro lado de la puerta el repiquetear del cuchillo cesa por un momento para continuar incólume nuevamente lo que será seguramente el almuerzo del día.
Servido Lucy =)

1 comentario:

DR. MARIO dijo...

"Estudio confirma que denuncias por Mala Praxis en la práctica odontológica son liderados por profesionales egresados de la Universidad San Marcos"

Eres un pobre diablo sin cura, se me adelanto Carlos Antonio en la corrección de tu convenido y falaz escrito. Caray muchacho deja tu mediocre resentimiento, es demasiada envidia y tu fijación es patológica -¿Ya fuiste al psicólogo? como te recomendé, de hecho tampoco te conviene derramar esa inquina, ten en cuenta que tu jefe Sanmarquino te va a tener fichado o no te tomara en cuenta- ocúpate por ser medianamente decente. Dicho sea de paso, aunque ese Sr. que hizo su estudio es sanmarquino, un sólo estudio no convalida estadísticamente una realidad, no tuviste la concentración de leer bien o la moral y lo hiciste adrede, y publicas lo que quisieras que fuera (Una cosa es lo quisieras leer y otra la que lees, cómo te crees tu propio cuento!!!). Me imagino que ni siquiera eso les enseñan, tampoco es mi tarea enseñarte. Si tanta animadversión soterrada en un fondo de deseo inmenso te da San Marcos ¿Porqué tus amigos de la san burrín asisten a los cursos que dicta San Marcos en demasia de frecuencia y canidad? No nos hace mucha gracia sus visitas, pensaran que porque van a San Fernando por ejemplo, la cultura les pasara por osmosis (al margen de las chicas lindas =P)nosotros si nos reservamos el derecho de admisión.