jueves, 20 de noviembre de 2008

Logros ajenos

Capitalizar logros ajenos es lo que mejor parece hacer nuestro presidente García, puesto que simplemente se limita a cosechar los frutos que en el gobierno de Alejandro Toledo se forjaron. Un tratado de libre comercio con Estados Unidos del quien García sólo aportó con la rúbrica desmerece su participación y por lo contrario ensalza el loable esfuerzo del equipo de trabajo presidido por Toledo, quién a pesar de las diatribas y burlas del partido de la estrella supo dirigir este proyecto que hoy es una realidad.
Tantos fueron los gobiernos de turno, que hicieron del gas de camisea un elefante blanco, sin la capacidad ni voluntad para poder iniciar un proyecto serio de explotación y uso de este recurso natural, que si bien es cierto involucraba ingentes cantidades de dinero, de ninguna manera justificaba su abandono. Gracias al gobierno de Toledo se inició en el Perú la explotación y consumo de esta energía barata que nos independizará de alguna forma del volátil precio internacional del petróleo.
La recesión económica que afligió al Perú durante décadas, llegó a su fin con el gobierno de la chacana, es así que por primera vez nuestro país se consolidaba como nación líder en crecimiento económico, superando incluso al floreciente Chile, hoy, sin desmerecer los esfuerzos que el equipo de García ejecuta, se goza del denuedo de quienes en su momento no fueron para nada reconocidos.
Las cumbres de este año en los que García expone su mejor traje, tampoco son parte de su gestión, puesto que la realización tanto de la ALCUE como de la APEC fueron peleadas y conseguidas por la gestión de Toledo.
Como fuese, esperemos que García sepa al menos sacar provecho de los buenos vientos que para el Perú se auguran.

1 comentario:

algarabia dijo...

hola eduardo quea, soy san marquino (geologia) y es la primera vez que estoy de acuerdo contigo, la mayoria de logros que se atribuye el dr alan garcia son en realidad de dr alejandro toledo, si postula el 2011, es hecho que vote por el .... ni mas ni menos